Niños y redes sociales

Una de las preguntas más frecuentes realizadas a psicólogos y educadores en los últimos años es si el uso de las nuevas tecnologías, así como el acceso a Internet y más concretamente a redes sociales puede ser perjudicial para los niños. Por otro las noticias que nos muestran casos de chantaje y acoso por Internet y a través de las redes sociales ponen en guardia a numerosos padres, los cuales se cuestionan hasta qué punto su hijo está seguro en su propia casa mientras se encuentra frente al ordenador.

 

En lo que respecta al uso de las nuevas tecnologías, Internet y redes sociales existen diferentes opiniones, no obstante casi todos los especialistas afirman que el buen uso de las nuevas tecnologías y de Internet posee numerosas ventajas, ya que se trata de una fuente más de recursos educativos y lúdicos.

Juegos, aplicaciones para tablets, páginas de Internet para niños… todo ello ofrece una posibilidad más de aprendizaje y estimulación que ayuda a fomentar la curiosidad, el afán de búsqueda, el entrenamiento de habilidades cognitivas, etc.

Con el fin de aprovechar de la mejor forma dichas ventajas, lo ideal es que los padres se involucren en el uso de estos recursos.

En primer lugar, sería conveniente tener como mínimo los mismos conocimientos que su hijo respecto al uso y manejo de las nuevas tecnologías, así mismo es esencial conocer bien qué van a comprar a sus hijo y cómo se usa. O al menos aprender con él una vez se le ha regalado.

En este sentido existen numerosas tablets para niños que pueden usarse desde los 3 años y que ya vienen programadas con el sistema de control parental y con aplicaciones específicas para los pequeños.

En segundo lugar, y especialmente cuando se trata de niños pequeños, los dispositivos no deben usarse como una forma de mantener a nuestro hijo entretenido durante largo rato. Pueden jugar solos un poco, por supuesto, pero limitando el tiempo y sin olvidar que lo ideal, siempre, es que se juegue con él.

Por otro lado, en lo que respecta al acceso a redes sociales, cada vez son más los niños que a edades muy tempranas (7-8 años) están interesados en formar parte de una red social. Orientadas a estas edades existen diversas páginas que ofrecen contenidos educativos y permiten la comunicación y juego de los menores con otros niños, garantizando seguridad y supervisión.

No obstante entre niños pre-adolescentes y adolescentes no todo es tan fácil ya que las redes sociales que usan son para adultos.

Es en estas edades en las que pueden aparecer algunos problemas derivados del mal uso de Internet. Casi siempre vinculados al acceso a páginas no adecuadas o a la exposición excesiva y peligrosa tanto de fotos como de información personal.

Por otro lado, un riesgo adicional, es que niños excesivamente tímidos encuentren en Internet una forma fácil de relacionarse sin enfrentarse a una comunicación real, lo que les podría impedir el desarrollo de otras habilidades sociales importantes.

Los adolescentes más vulnerables a tener algunos de estos problemas son por una lado niños o niñas impopulares, tímidos e inseguros que pueden llegar a entablar una gran amistad con un desconocido por el que se sienten apoyados y protegidos en el anonimato. Este desconocido se convierte en su único y mejor amigo al que pueden revelar información muy personal. Por supuesto, no tiene por qué tratarse de alguien con mala intención, pero si se tratase es extremadamente fácil ganarse la confianza de estos jóvenes que no poseen respaldo social en su entorno cercano.

Por otro lado, también los adolescentes populares, especialmente chicas, pueden poner en riesgo sus seguridad a través de Internet. En estos casos son niñas que comienzan a encontrarse atractivas y deseables y como parte de un proceso natural desean fomentar esa nueva imagen que proyectan. El enviar o colgar fotos, así como entablar algunas conversaciones de coqueteo con otras personas (conocidas o no) son conductas más o menos normales en la pubertad y adolescencia, pero cuando se realizan través de Internet no hay un control sobre quien recibe la información y tampoco puede eliminarse, existiendo la posibilidad de que ciertas fotos o conversaciones comprometidas se se usen como chantaje.

No obstante, a pesar de estas posibilidades, el uso responsable de las redes sociales es una vía más de comunicación entre personas, con las ventajas que ello conlleva.

Para terminar, con el fin de evitar los posibles problemas y hacer un buen uso es importante que los padres lleven a cabo algunas sencillas pautas:

  • Como mencionamos con anterioridad es conveniente que los padres conozcan el funcionamiento y uso de todo lo que sus hijos manejan
  • El ordenador debe estar siempre en lugares comunes, no en la habitación del menor
  • Es conveniente el uso de filtros de control parental
  • El uso lúdico del ordenador debe restringirse a un horario concreto, siempre posterior a haber realizado los deberes o estudio
  • Es imprescindible que exista comunicación con los hijos y que se involucren en sus intereses y actividades
  • Informar a los menores de que en Internet todo lo que se escribe, busca, o se cuelga se convierte en algo público a lo que pueden acceder desconocidos
  • Fomentar las actividades lúdicas de otro tipo que permitan un contacto directo con los iguales, desde salir y asistir a fiestas y excursiones hasta apuntarlos a actividades extraescolares no académicas (deporte, música, teatro…)

 

 

 


Niños y redes sociales by Blanca Torres Cazallas is licensed under aCreative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported License.

Creado a partir de la obra en www.blancatorres.org.

Permissions beyond the scope of this license may be available at http://www.blancatorres.org.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *